lunes, 20 de febrero de 2017

Vuelve Bielsa, el gurú de técnicos

Mentor de una generación de entrenadores como Pep Guardiola y Jorge Sampaoli, el argentino Marcelo Bielsa regresa a Francia para dirigir el Lille en la 2017-2018 precedido de una fama de imprevisible que le llevó a dejar en la mitad varios proyectos.

Bielsa, de 61 años, vuelve al campeonato francés tres temporadas después de haber dirigido al Olympique de Marsella (2014-2015), club en el que dejó huella en la hinchada, pero que abandonó de forma abrupta en el inicio de la 2015-2016.

Concienzudo e insondable, “el Loco” logró un cuarto puesto con el Marsella. Su explosivo arranque -llegó a ser campeón de inverno por delante del coloso París Saint Germain (PSG)- se fue diluyendo a medida que las exigencias a sus jugadores eran mayores.

Pero su estilo muy articulado tácticamente, raramente visto en Francia, encantó a la fervorosa afición marsellesa.

En el Lille, que actualmente coquetea con el descenso de categoría, tendrá la misión de devolverle a los puestos europeos.

El mayor aliado de Bielsa es el empresario hispano-luxemburgués Gerard López, dueño del club del norte de Francia desde mediados de enero y un enamorado del fútbol de presión del argentino.

El aterrizaje del técnico, oficializado hoy después de semanas de rumores, también está lleno de interrogantes, sobre todo si se analiza su currículum.

Las espantadas son un denominador común desde que empezó a entrenar hace casi tres décadas.

En el fútbol europeo, comenzó a labrarse su fama en el Espanyol de la temporada 1998-1999, que dejó al término de un puñado de encuentros por la llamada de la selección argentina.

Acabado su trabajo en las selecciones de Argentina (seis años) y Chile (cuatro) -sus proyectos más largos-, regresó a España y tomó las riendas del Athletic de Bilbao.

Después de llevar al club vasco a dos finales -la de la Liga Europa y de la Copa del Rey, perdidas ambas en 2012- y de rozar el descenso en el curso siguiente (2012-2013), dijo adiós antes de iniciar la 2014-2015 por sus críticas a las obras de reforma de Lezama, el centro de entrenamiento del Athletic.

A la espantada en Marsella -después del primer encuentro de Liga (derrota por 0-1 ante el Caen) por desavenencias contractuales-, se une la del Lazio italiano.

El peculiar entrenador firmó en julio de 2016 un contrato con el club romano, pero nunca llegó a asumir su banquillo, pues dimitió días después de comprometerse por un desencuentro con la dirección en materia de fichajes.

En el Lille, campeón de la Liga francesa en 1946, 1954 y 2011, contará de nuevo con su asistente en Marsella, Franck Passi, quien ya dirige el club del norte de Francia interinamente.

El técnico argentino, promotor del innovador sistema táctico 3-3-3-1 y especialista en trabajar con valores jóvenes, tendrá la oportunidad en Lille de desquitarse en Europa. A pesar de su dilatada y admirada carrera, Bielsa acumula tres títulos de campeón en Argentina -dos con Newell’s y uno con Vélez en los años 90- y la medalla de oro con la selección olímpica argentina en los Juegos de 2004 en Atenas, pero ninguno en Europa. Acumula cuatro subcampeonatos: el de la Libertadores de 1992 con el Newell’s, el de la Copa América con Argentina en 2004; el de la Liga Europa con el Athletic en 2012; y el de la Copa del Rey también con el Athletic, en 2012.

Francia: El PSG no pudo ganar al Toulouse en París

El Paris Saint Germain, que goleó al Barcelona en la Liga de Campeones el martes pasado, se mostró incapaz en el Parque de los Príncipes ante el Toulouse (0-0) y desaprovechó el tropiezo del sábado del Mónaco para acercarse al liderato de la Liga de Francia.

domingo, 19 de febrero de 2017

Mario Balotelli se va expulsado en el triunfo del Niza



El Niza ganó en el campo del colista, el Lorient (0-1), a pesar de afrontar los 20 últimos minutos con un jugador menos por la expulsión del italiano Mario Balotelli, que insultó al árbitro Tony Chapron, y se situó a tres puntos del líder, el Mónaco, que el viernes empató en Bastia (1-1).

Balotelli se dirigió al árbitro tras señalarle una falta en el mediocampo. El Niza se quedó con diez jugadores y tuvo que defender el gol obtenido por Wylan Cyprien, que supuso el triunfo en el choque de la vigésima sexta jornada de la Liga de Francia.

sábado, 18 de febrero de 2017

Falcao pensó en abandonar el fútbol

El colombiano Radamel Falcao, delantero del Mónaco que ha marcado 16 tantos en el campeonato francés esta temporada, confesó en una entrevista con la UEFA que se planteó abandonar el fútbol después de la grave lesión de rodilla que se produjo en enero de 2014.

“Pasé momentos difíciles después de mi operación en los que pensé en abandonar, pero logré seguir adelante y mantener esperanza en el futuro”, dijo el delantero, quien fue cuestionado por los seguidores.

El 22 de enero de 2014, en un partido de Copa francesa disputado ante el Chasselay (Tercera división francesa) al servicio del Mónaco, una dura entrada le provocó graves daños en el ligamento anterior cruzado de la rodilla izquierda.

Por ese percance se perdió el Mundial de 2014 y de regreso a los terrenos de juego empezó para él un calvario de dos temporadas. El Mónaco le cedió al Manchester United (2014-2015) y al Chelsea (2015-2016).

En el primero marcó 6 goles en 33 partidos oficiales y en el segundo sumó un tanto en 12 encuentros.

Sin embargo, el internacional colombiano ha regresado esta temporada a su esencia goleadora con el Mónaco, líder del campeonato francés y octavofinalista de la Liga de Campeones ante el Manchester City. Acumula 16 dianas en la Liga francesa -cuarto mejor artillero- y dos en el máximo torneo continental.

jueves, 16 de febrero de 2017

Cavani tuvo un “cumple” especial

Edinson Cavani celebró el martes su trigésimo cumpleaños de la mejor manera que pudo imaginarse, en una “merienda” de cuatro goles ante el Barcelona, en un día mágico del París Saint Germain (PSG) en Liga de Campeones, en la que su compatriota y paisano Luis Suárez fue casi un invitado de piedra.

La felicidad, dicen, es algo que va por barrios y la plenitud que vivieron los de Unai Emery, omnipresentes durante los 90 minutos en el césped del Parque de los Príncipes; fue en paralelo a la depresión de los del DT Luis Enrique Martínez.

La amistad y la vecindad entre los “9” quedaron aparcadas ante la voracidad del Matador charrúa del PSG, quien nació en el mismo pueblo (Salto, a 500 kilómetros de Montevideo) que el delantero del Barcelona Luis Suárez con 21 días de diferencia.

Controles, pases, huecos por doquier para los suyos, velocidad y puntería fueron las claves del juego de Cavani en la mejor noche europea del PSG, club al que llegó en la temporada 2013-2014 procedente del Nápoles italiano y tras militar previamente en el Palermo y en el Danubio de su país.

De clase media uno, Cavani; y de origen humilde el otro, Luis Suárez, ambos compiten por lo mismo y tienen los tres palos entre ceja y ceja, aunque el martes se impuso quien es serio aspirante a la Bota de Oro de esta temporada, pues con el gol que marcó ante el Barça, Cavani lleva 31 goles en 30 partidos. El charrúa ha logrado marcar 37 tantos con su selección.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Bielsa acuerda su vinculación al Lille de Francia



El técnico argentino Marcelo Bielsa "ha dado su acuerdo para entrenar" al Lille la próxima temporada, aseguró este martes una fuente próxima al club del norte de Francia.

"La llegada de Franck Passi", anunciada también este martes por el nuevo propietario del club, el empresario hispanoluxemburgués Gérard López, sustituyendo a Patrick Collot, "prepara la de Marcelo Bielsa, que ha dado su acuerdo para entrenar la próxima temporada", declaró esta fuente, recordando que el técnico argentino ya trabajó con Passi en su temporada en el Marsella (2014-2015).

PSG arrolló al Barça

Los signos que indicaban que el Barcelona no andaba fino irrumpieron ayer en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones contra el París Saint-Germain, que desarboló a los azulgranas (4-0) y les condenó a una remontada épica en el Camp Nou para poder jugar sus décimos cuartos de final consecutivos.

Agazapados en las cuerdas, los de Luis Enrique estaban a merced de los golpes del rival. El primero llegó de falta, una clara que le hizo Umtiti a Draxler en el borde del área y que Di María aprovechó a los 18 minutos con un Suárez que agachó la cabeza en la barrera cuando no debía.

Era el primer gol de falta que lograba el ‘Fideo’ en la máxima competición europea y el segundo consecutivo que le anotaba al Barcelona, a quien también marcó con la camiseta del Real Madrid en la final de la Copa del Rey de 2014, la última vez que se había medido a los azulgranas.

El dominio del equipo parisiense tenía su premio y el Barça se tambaleaba. Tiró de orgullo el equipo catalán, más de garra que de calidad para equilibrar el juego, para pisar el área de su rival y sacar sus primeros golpes. Suaves, mansos, casi amistosos en el día de los enamorados. Solo André Gomes dispuso de una clara oportunidad de igualar, pero el portugués no supo aprovechar un genial pase de Messi que le dejó frente a frente con Trapp, al que disparó al cuerpo. Fue un espejismo, un intento fatuo de armar el brazo ofensivo azulgrana que dejó descuidada la defensa, a disposición de los balazos locales.

Cuando faltaban 5 minutos para el descanso, Messi perdió un balón frente a Rabiot en la zona peligrosa y el parisiense, como una exhalación, acertó a servir a un Verratti, que vio solo a Draxler en la banda derecha. El alemán, que debutaba con el PSG en la Liga de Campeones, no tuvo piedad de su compatriota Ter Stegen.

No cambió el guión en la reanudación. O, si lo hizo, fue para empeorar aun más la versión del Barça.

En el minuto 55 volvió a golpear Di María, que se ensañó con los jugadores del Barcelona, sus rivales históricos de antaño, de cuando trotaba en el Real Madrid. El argentino recibió el balón a 20 metros de la portería, amagó el pase y se inventó una rosca que encontró una escuadra de Ter Stegen.

Ya nada parecía que podía ser peor para el Barça, pero faltaba el gol de Cavani, que no se pierde una cita con el tanto y no iba a hacerlo en una noche mágica en la que, además, festejaba sus 30 años.

El uruguayo marcó a su estilo, con potencia y velocidad, más astuto y ágil que Piqué, y se marchó corriendo a celebrarlo donde estaba su mujer. Era el día de los enamorados y la felicidad absoluta para los franceses, contraste con el corazón partido con el que se marcharon los azulgranas.